Acalasia y deglución

En Cirugía mínimamente invasiva y bariátrica, el Dr. Bello y nuestro personal médico experto tienen años de experiencia en el tratamiento de pacientes que sufren dificultad para tragar y acalasia. Nuestros métodos de tratamiento se han desarrollado a lo largo del tiempo a través de nuestra propia experiencia y con la ayuda de investigaciones y literatura médica progresiva. Tenemos la tecnología para evaluar sus problemas de deglución y podemos ofrecer las últimas opciones de tratamiento médico y quirúrgico de última generación para corregir su problema. Si padece algún síntoma de acalasia o tiene dificultades para tragar, llame al centro principal de tratamiento de reflujo ácido y acalasia: mínimamente invasivo y bariátrico. ¡Configure una consulta hoy!

Acalasia y deglución Q & A
¿Qué es acalasia y deglución?
La acalasia es un trastorno raro y progresivamente degenerativo de los músculos esofágicos inferiores. La gravedad de la acalasia varía en cada paciente individual. En pacientes con acalasia, la relajación del esfínter esofágico inferior, el anillo de músculos entre el esófago inferior y el estómago, está ausente. Esto significa que la comida no puede pasar al estómago. El paciente experimentará una dificultad severa al tragar alimentos porque el paso al estómago está bloqueado.
¿Cuáles son los síntomas de acalasia y deglución?

El síntoma más común de la acalasia es la dificultad para tragar, también conocida como disfasia. Los pacientes que sufren de acalasia a menudo describen la sensación como comida "pegada" en el pecho después de tragar. Esta es una condición constante: después de cada bebida o comida, el paciente experimentará esta sensación de "adherencia". Los síntomas adicionales de la acalasia incluyen dolor en el pecho y el corazón, regurgitación de alimentos atrapados dentro del esófago e infecciones en la tráquea. La acalasia es una afección muy grave. Si experimenta alguno de estos síntomas, programe una consulta lo antes posible.

¿Cuáles son las complicaciones médicas asociadas con la acalasia?

Las complicaciones médicas más frecuentes en la acalasia son la pérdida de peso y la neumonía por aspiración. La neumonía ocurre cuando se permite que la inflamación del esófago progrese a una infección dentro del esófago. Además, las úlceras esofágicas pueden comenzar a formarse y hay una mayor incidencia de cáncer de esófago.

¿Qué causa la acalasia?

La acalasia es causada por la inflamación de los nervios y los músculos dentro del esófago. A medida que progresa la acalasia, las células musculares en el esófago comienzan a degenerarse. El resultado es un esfínter esofágico que no puede relajarse ni abrirse.

¿Cómo se diagnostica la acalasia?

La acalasia es diagnosticada por profesionales médicos sobre la base de la historia del paciente. La mayoría de los pacientes que sufren de acalasia describen una degeneración progresiva de su garganta y un mayor número de ocasiones en las que no pueden tragar. Si se sospecha que un paciente tiene acalasia, se realizará un diagnóstico con una manometría esofágica, una prueba especial realizada en el consultorio para verificar las presiones de su esófago, con la ayuda de radiografías y exámenes endoscópicos.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la acalasia?

Afortunadamente para los pacientes que sufren de acalasia, hay una variedad de opciones de tratamiento. El procedimiento quirúrgico utilizado para tratar la acalasia se llama esofagomotomía. El procedimiento se realiza cortando el músculo del esfínter esofágico. La operación cuenta con una impresionante tasa de éxito y normalmente brinda a los pacientes resultados permanentes. Se puede realizar mediante técnicas mínimamente invasivas.

 

¿Hay otros problemas que pueden causar dificultad para tragar?

Si, de hecho. En MIB Surgery somos expertos en identificar la causa de la dificultad para tragar que puede estar relacionada con un problema de la función del esófago y otras causas mecánicas.

Ubicación

MIB Surgery

201 NW 70th Avenue, Suite C

Plantation, FL 33317

Horas de oficina

Lunes a viernes: 9:00 a.m. a 5:00 p.m.

Sábado y domingo: cerrado

Ponerse en contacto